WEB DE LA FUNDACION INDEX

GESTION DEL CONOCIMIENTO EN CUIDADOS DE SALUD

Inicio Index

Enviar correo

 

 

 

actividades

 

VIII JORNADAS CIENTIFICAS DE LA FUNDACION INDEX
I Conferencia de Enfermeras y Enfermeros Antropólogos
Zaragoza (España), 6, 7 y 8 de junio de 2003

CONCLUSIONES

 

   
CUIDADOS DE ENFERMERIA EN UNA SOCIEDAD MULTICULTURAL

 

 

La existencia de sociedades multiculturales es una realidad creciente en muchas partes del mundo, lo que viene suscitando un profundo y continuado debate sobre las diversas valoraciones que se hace del término multiculturalismo cuando se liga a modelos de sociedad. Nuestra posición es que el multiculturalismo no debe abordarse como un problema, sino como un proceso inevitable que describe una realidad observable: la coexistencia dentro de un mismo territorio de culturas diferentes.

Una adopción política del término apunta a considerar el multiculturalismo como un ideal a alcanzar, lo que nos introduce en el debate de los modelos de sociedad multiculturales. Los modelos de integración de la inmigración (que es el fenómeno social que ha traído el término a nuestro vocabulario), es decir, de la gestión de la distintividad se corresponden con la historia del concepto de ciudadanía. Así, el francés es asimilacionista, reconoce al inmigrante todos los derechos sociales pero no los culturales; el inglés es multicultural imperial y reconoce la pluralidad cultural; el alemán es cerrado y segregacionista; en USA es mezcla de modelos y en España no tenemos un modelo concreto, que está aún por definir.

Somos de la opinión que el multiculturalismo no alude tanto a realidades diseñadas desde arriba como a actitudes fomentadas desde la propia sociedad, debiendo estar presente en las mentes de los ciudadanos y expresarse a través de sus conductas. Desde una posición multicultural el debate debe centrarse en la gestión del espacio público para que incluya las realidades culturalmente diversas existentes en el espacio privado. La palabra clave es la integración de culturas, aludiendo a un estado que supera las tendencias contrarias a la asimilación y a la segregación de las comunidades culturales.

Desde el punto de vista de la enfermería el multiculturalismo constituye una gran oportunidad para constatar la universalidad de los cuidados y su diversidad de manifestaciones culturales. Es en este hecho que se fundamenta el modelo de Enfermería Transcultural formulado por Madeleine Leiniger durante los años sesenta en EEUU: la práctica de los cuidados entre los seres humanos es un fenómeno universal, pero las expresiones, procesos y modelos de cuidados varían de una cultura a otra.

En el caso de mujeres inmigrantes en España se ha podido constatar que su concepto de salud es el resultado de una reinterpretación cultural a consecuencia de su integración en la nueva cultura: prevalece una explicación holística basada en los valores de la cultura indígena (entorno, mitología, religión, determinismo, remedios tradicionales, etc) a la que se incorpora el concepto biomédico de la cultura de acogida, que le proporciona recursos sanitarios hasta ahora desconocidos o inaccesibles.

...

Algunos de los trabajos presentados en las Jornadas han identificado diversos problemas relacionados con la salud que se pueden encontrar en una sociedad multicultural, muchos de ellos, especialmente los que tocan a los inmigrantes, son abordados por los medios de comunicación con sensacionalismo, destacando los aspectos negativos y de forma impersonal. Los diagnósticos de enfermería más prevalentes entre la población inmigrante se asocian a su cambio de medio social y cultural, así como a las condiciones de habitabilidad y trabajo en las que se desenvuelven, todo ello agravado por los problemas de comunicación debido a dificultades idiomáticas.

Los problemas de comunicación se agudizan en el entorno hospitalario, especialmente cuando se carece de familia que proporcione apoyo y compañía, dando lugar a situaciones de aislamiento poco deseables. La diferencia de cultura aumenta la ansiedad y el recelo de los pacientes en el postoperatorio inmediato, por lo que los pacientes incrementan los efectos secundarios a una intervención, como el dolor o la agitación. La propia población inmigrante ha identificado la falta de escucha activa de los profesionales, como uno de los principales problemas que se encuentran, tras la falta de papeles, el trabajo y la vivienda digna.

En realidad, la atención sanitaria a la población inmigrante no presenta aspectos sustancialmente distintos de los que aparecen en la población  autóctona, sino que visibiliza las contradicciones de un sistema sanitario excesivamente rígido, así como las dificultades a las que se enfrentan los profesionales sanitarios en su relación diaria con los usuarios.

Especialmente importante ha sido constatar que frente al alentador incremento de la natalidad que se viene produciendo en los últimos años como consecuencia del aumento de la inmigración, también se está produciendo un aumento de la patología obstétrica ya superada (preeclamsias, amenaza de parto pretérmino, rotura prematura de membranas, malformaciones fetales y defectos congénitos, muerte fetal intraútero, intraparto y neonatal precoz), así como un porcentaje llamativo de enfermedades sistémicas previas al embarazo (cardiopatías, teratomas, nódulo pulmonar, tuberculosis sistémica, paludismo, anemias graves, etc), lo que pone de manifiesto las precarias condiciones de vida en las que se desenvuelven las embarazadas inmigrantes.

 ...

Es fundamental que las enfermeras sean sensibles a las particularidades de cada cultura, ya que las diferencias en cuanto a creencias, valores y comportamientos sobre la salud determinan las expectativas de los pacientes respecto a los cuidados de enfermería. Por otra parte las intervenciones de enfermería que incorporan prácticas específicas culturalmente adaptadas producen mayores satisfacciones en los clientes.

Entre los trabajos presentados, se han identificado diversos espacios de trabajo donde la enfermería tiene un papel determinante para garantizar unos cuidados culturalmente adaptados: elaboración y evaluación de programas de salud, la prevención de accidentes laborales, la salud mental, padecimientos crónicos, ETS y VIH/SIDA... con un especial énfasis en la población materno-infantil y en la mujer.

Entre las estrategias que se proponen para abordar los problemas de salud a los que se enfrenta una sociedad multicultural se pone énfasis en la necesaria participación de las enfermeras junto con otros profesionales del ámbito socio-sanitario en el diseño e implementación de programas gubernamentales de atención a la población inmigrante. Una visión transcultural enfermera posibilitará su integración en los servicios generales del sistema de salud, evitando así el riesgo de crear guetos asistenciales y segregar a estas poblaciones.

Hemos visto un amplio desarrollo en la realización de materiales educativos e informativos adaptados al lenguaje y singularidad cultural de las poblaciones inmigrantes. Dichos materiales son motivo de evaluación y mejora constante y deberían ser más apoyados por las administraciones públicas.

Otros recursos metodológicos ampliamente utilizados por las enfermeras y que son especialmente indicados para la valoración de las necesidades de salud de la población inmigrante son algunas técnicas cualitativas (entrevistas en profundidad, grupos de discusión, talleres, investigación participativa, comunicación no verbal, etc), así como el trabajo comunitario, en el seno de las familias, que incluye la potenciación de la figura del mediador cultural como elemento de enlace entre el sistema de salud y los grupos culturalmente diferentes, a quien a la luz de las experiencias descritas es necesario reconocer su papel facilitador de la comunicación, la interrelación y la proximidad humana y cultural.

Desde el punto de vista de la enfermería clínica hemos contemplado algunas experiencias encaminadas a la adaptación de los instrumentos propios del contexto asistencial para mejor resolver las necesidades de las poblaciones culturalmente diferentes, como es la adopción de herramientas de valoración del nivel de adaptación cultural, la traducción de informes de enfermería al alta y de hojas de recomendaciones, la introducción de dietas flexibles, etc.

En unos momentos en que los sistemas de salud están experimentando procesos de transformación importantes, las enfermeras deben de mantener una actitud activa y participativa para que las propuestas de cambio sean sensibles a la diversidad cultural y responder a los retos de salud de una sociedad cada vez más compleja, para lo cual se debe de promover la formación intercultural a los profesionales de la salud.

Entre todos debemos de aprovechar la oportunidad que la atención a las personas culturalmente diferentes nos ofrece para visibilizar las incongruencias de nuestro sistema de salud y lograr así unas instituciones más justas y más saludables para todos.

 

 

 


| Menú principal | Qué es  Index | Servicios | Agenda | Búsquedas bibliográficas | Campus digital | Investigación cualitativa | Evidencia científica | Hemeroteca Cantárida | Index Solidaridad | Noticias | Librería | quid-INNOVA | Casa de Mágina | Mapa del sitio

FUNDACION INDEX Apartado de correos nº 734 18080 Granada, España - Tel/fax: +34-958-293304