Información complementaria Examen de Julio

Asignatura:  Evolución histórica de los Cuidados. Teorías y Modelos

Fecha del examen: 7 de julio de 2017

Hora: 9:00

Aula:  01.22 ADT

IMPORTANTE procurad llegar al menos 15 minutos antes para organizar la colocación en el aula.

EXAMEN DE TEORIA Consta de 50 preguntas tipo test con cuatro opciones de respuesta. La fórmula de corrección del examen la podéis encontrar en la Guía Docente de la Asignatura, no obstante se recuerda que penalizan los fallos, pero no las respuestas en blanco.

El examen tendrá una duración máxima de 45 minutos, y es obligatorio que acudáis con vuestro DNI, lápiz y goma de borrar (las respuestas se vaciarán en una planilla automatizada de respuestas). Sobre la mesa solo pueden colocarse dichos objetos. Los vigilantes tienen instrucciones de interrumpir el examen si detectan prácticas no autorizadas, y suelen ser muy severos en esto.

En un examen tipo test, más que memorizar mucho, es recomendable estudiar relacionando conceptos, clarificando las ideas principales de cada temática. Los esquemas de estudio suelen ser muy útiles al respecto.

Algunos alumnos habéis manifestado dificultades para comprender el esquema del MARCO CONCEPTUAL, por ello he incluido una explicación sintética del mismo en el tema 9, lo podéis localizar en Gomeres debajo de las diapositivas del profesor: VER ESQUEMA

Animo y suerte a todos.

EXAMEN DE PRACTICAS Y SEMINARIOS Aquellos alumnos que tengáis suspensas las prácticas o los seminarios debéis presentaros a examen. Este tendrá lugar en la misma aula que el de Teoría, al finalizar éste.

El examen de Prácticas consistirá en el comentario de un texto que os propondrá el profesor, siguiendo el esquema de la Síntesis CAI (Clasificar-Analizar-Interpretar)

El examen de Seminarios consistirá en el comentario de dos imágenes que os propondrá el profesor, siguiendo el esquema de la Síntesis CAI (Clasificar-Analizar-Interpretar)

 

Género y Salud: debates sobre el uso de medicamentos y tecnología

genero

Inscríbete ahora (40 plazas disponibles) AQUI
Si no puedes acudir, sigue en directo o en diferido la actividad desde AQUI
Cumplimentar la evaluación de este círculo narrativo AQUI

¿Cómo afectan las diferencias de género al proceso de salud y enfermedad?
¿Qué papel tuvo la píldora en España en relación con los cambiantes modelos de género durante el tardofranquismo y la transición democrática?
¿Cómo influye el uso de nuevas tecnologías como las apps de menstruación en las desigualdades de género en el ámbito de la salud?

Introducir la perspectiva de género en el análisis de los procesos de salud y enfermedad supone visibilizar las estructuras socioeconómicas y políticas que mantienen los roles tradicionales y los mandatos y características atribuidas a varones y mujeres que determinan la salud y el bienestar. Las diferencias en la salud y enfermedad no pueden explicarse solo biológicamente sino que implican reflexionar sobre otros factores de los que el género es transversal, y entre los que se encuentran la clase social de pertenencia, la etnia, la edad o la religión entre otros. Visibilizar sesgos de género es clave para construir una salud pública más igualitaria. En este elucidario, introduciremos conceptos básicos sobre la perspectiva de género en salud y presentaremos dos casos aplicados. En primer lugar, analizaremos las trayectorias históricas de los anticonceptivos hormonales en España durante las décadas de los años sesenta y setenta del siglo pasado. Nos centraremos en las mujeres como usuarias de este fármaco revolucionario y como creadoras y receptoras del conocimiento científico con él relacionado. En segundo lugar nos dedicaremos a las apps de salud, uno de los desarrollos más recientes y dinámicos en los ámbitos de la medicina y de la salud. Desde la perspectiva de género, nos enfocaremos en el caso de las apps menstruales y presentaremos las implicaciones de su uso y diseño. Nos centraremos en las posibilidades y límites de esta nueva tecnología entre prácticas de auto-control y empoderamiento de usuarias así como consecuencias para profesionales de salud y la investigación.

LAS PONENTES

Nuria Romo

Antropóloga. Profesora Titular del Departamento de Antropología Social de la Universidad de Granada. Ha desarrollado su investigación en el campo de la Antropología de la Salud. Docente colaboradora de la Escuela Andaluza de Salud Pública. Especializada en los estudios de género y salud y drogodependencias.

Johanna Levy

Bióloga molecular con formación en Estudios de Género en la Universidad de Viena, Austria. Doctoranda e investigadora en Estudios de Género en la Universidad de Granada. Becada Marie Skłodowska-Curie del proyecto europeo GRACE (Gender and Cultures of Equality in Europe), financiado por la Unión Europea dentro del programa Horizonte 2020.

Agata Ignaciuk

Profesora Colaboradora Extraordinaria del Departamento de Historia de la Ciencia de la Universidad de Granada. Docente del Máster Erasmus Mundus en Estudios de las Mujeres y de Género GEMMA. Experta en historia de la anticoncepción. Premio de Historia de la Medicina de la Fundación Uriach 1838 por su trabajo sobre la publicidad de la píldora anticonceptiva en España (2012). Becada posdoctoral Polonez 2 (Centro Nacional de Ciencias polaco – Marie Skłodowska-Curie Actions COFUND). Universidad de Varsovia.

Metodologías feministas: perspectiva crítica de la salud pública

elucidario1

Inscríbete ahora (30 plazas disponibles) AQUI
Cumplimentar la evaluación de este elucidario AQUI

Duración prevista del taller: 2 h. Se expedirá certificación de asistencia a todos los participantes inscritos.

¿Quiénes pueden inscribirse?

Profesores y estudiantes de cualquier titulación impartida en la Universidad de Granada, con preferencia de los grados de Medicina, Enfermería y Antropología. Profesionales titulados con interés en los estudios de Género.

ATENCION Esta actividad solo puede realizarse de manera presencial, no habrá seguimiento virtual.

¿Cuáles son los principales debates metodológicos en torno a la incorporación de la perspectiva de género en salud??
¿Cómo observamos la construcción de género a través de análisis de imágenes en textos médicos?
¿Cómo se representa la relación médico-mujer paciente en la publicidad de la píldora?
¿Cómo podemos observar una app de salud con perspectiva feminista?
¿Cuáles son las concepciones detrás el diseño de las apps de salud?
¿Cómo influyen las imágenes que se usan en estas apps en la percepción de la salud y enfermedad?

La perspectiva de género es teórica, pero también metodológica. Abordar nuestras investigaciones desde una perspectiva de género provoca una mirada sensible a las diferencias y a las desigualdades en salud. En este taller práctico proponemos profundizar sobre la aplicación de las metodologías feministas en los estudios históricos, sociales y culturales de la salud y la enfermedad. Tras una introducción teórica sobre las desigualdades de género en salud y los sesgos más comunes en la investigación biomédica, procederemos al análisis de diferentes materiales con la perspectiva feminista. Nos centraremos en imágenes y textos de la publicidad farmacéutica (concretamente la publicidad de la píldora anticonceptiva publicados entre 1960 y 1985 en revistas como American Journal of Obstetrics and Gynecology o Acta Ginecológica) y análisis visual con perspectiva feminista de algunas apps de salud.

PROFESORAS

Nuria Romo

Antropóloga. Profesora Titular del Departamento de Antropología Social de la Universidad de Granada. Ha desarrollado su investigación en el campo de la Antropología de la Salud. Docente colaboradora de la Escuela Andaluza de Salud Pública. Especializada en los estudios de género y salud y drogodependencias.

Johanna Levy

Bióloga molecular con formación en Estudios de Género en la Universidad de Viena, Austria. Doctoranda e investigadora en Estudios de Género en la Universidad de Granada. Becada Marie Skłodowska-Curie del proyecto europeo GRACE (Gender and Cultures of Equality in Europe), financiado por la Unión Europea dentro del programa Horizonte 2020.

Agata Ignaciuk

Profesora Colaboradora Extraordinaria del Departamento de Historia de la Ciencia de la Universidad de Granada. Docente del Máster Erasmus Mundus en Estudios de las Mujeres y de Género GEMMA. Experta en historia de la anticoncepción. Premio de Historia de la Medicina de la Fundación Uriach 1838 por su trabajo sobre la publicidad de la píldora anticonceptiva en España (2012). Becada posdoctoral Polonez 2 (Centro Nacional de Ciencias polaco – Marie Skłodowska-Curie Actions COFUND). Universidad de Varsovia.

Unificaciones hospitalarias en Granada: perspectiva histórica (s. XVI-XIX)

unihospital

Aquí os dejamos el enlace al vídeo del círculo narrativo. Os animamos a que dejéis vuestros comentarios al final de la entrada, pero recordad que estamos en un espacio académico que compartimos con la ciudadanía, por tanto nos gustaría centrar el debate en los objetivos para la que fue programada. La participación está abierta a todos. Pedimos especialmente a los alumnos que se identifiquen indicando el grado y curso al que pertenecen, al objeto de poder contabilizar la actividad del proyecto. Que lo disfrutéis.

Cumplimentar la evaluación de este círculo narrativo AQUI

Inscríbete ahora (60 plazas disponibles)
Si no puedes acudir, sigue en directo o en diferido la actividad desde AQUI

Una de las narrativas presente en la actualidad granadina es la que se refiere a la fusión hospitalaria. Una polifonía de voces dentro y fuera de la ciudad ha obligado a posicionarse a ciudadanos, profesionales y a la propia administración sanitaria. El PID Madrasa, sin entrar en el debate aún candente, propone un acercamiento al fenómeno de las Unificaciones Hospitalarias desde una perspectiva histórica. Invitamos a la ciudadanía y a la comunidad universitaria a acudir a nuestro segundo Círculo Narrativo, desde el que proponemos algunos interrogantes:

¿Sabías que desde entre el siglo XVI y XIX se realizaron diversos intentos de reducciones hospitalarias en Granada para racionalizar la asistencia, aunque alguno de ellos no se pudo llevar a cabo?
¿Y que en este largo periodo se produjo una transformación del hospital en sus funciones asistenciales, transitando de lo piadoso a lo social, del socorro del pobre a la asistencia al enfermo?
¿Podemos ahondar en las diferentes reformas hospitalarias en Granada (las que fueron y las que no pudieron ser) para comprender mejor el panorama institucional de nuestro tiempo?

circu2-0

LAS PONENTES

Dra. Mª Encarnación Cambil Hernández
Profesora del Departamento de Didáctica de las Ciencias Sociales, UGR. Licenciada en Filosofía y Letras, doctora en Historia del Arte y Máster en Gestión Cultural. Sus líneas de investigación se centran en: el Patrimonio Cultural y su dimensión educativa, la arquitectura hospitalaria, los Itinerarios histórico-artísticos como recurso didáctico y las nuevas tecnologías en Educación. Entre sus publicaciones destacan Los hospitales de Granada. Tipología Catálogo e Historia (2010), La arquitectura asistencial como representación del poder: el caso del Hospital Real de Granada (2012), Sociedad e instituciones asistenciales en Granada siglos XVI-XX (2009).

“Desde el XVI, la idea de la reunión de hospitales estuvo presente en nuestra ciudad motivada por diferentes causas. Unas veces se llevó a cabo, como es el caso de la unificación del Hospital de la Alhambra y el Hospital Real, ordenada por el Emperador Carlos en 1526, y otras veces no, como sucedió con la reunión propuesta por Felipe II en 1593, la cual no tuvo éxito en la ciudad de la Alhambra, a pesar de que fue una realidad en el resto del país. El siglo XVII desde el punto de vista hospitalario no será muy activo manteniéndose el mismo concepto de hospital y la asistencia basada en la beneficencia, sin embargo el siglo XVIII será decisivo para el panorama hospitalario granadino, ya que se transformará su estructura con la unificación de numerosos establecimientos hospitalarios de la ciudad en una sola institución: el Real Hospicio, en el año 1754. Tras dicha reunión los hospitales fueron intervenidos tanto administrativa, como económicamente y pasaron a ser controlados por el Estado. En esta nueva institución se contemplaba la recogida y atención de los pobres de la ciudad, pero también, la reeducación de las mujeres públicas, la acogida de niños expósitos, la integración de los centros asistenciales que se consideraba que no cumplían con el fin para los que habían sido fundados, así cómo sus dotaciones y también la realización de convenios con otros hospitales que pudieran ayudar o fuera necesaria su colaboración y la atención a los locos y sifilíticos. A pesar de que las reformas en sanidad y beneficencia se estaban llevando a cabo en toda España, será únicamente en Granada, donde en ese momento, se lleve a cabo la reunión de hospitales, manteniendo el Real Hospicio su función asistencial hasta mediados del siglo XX. Trataremos de las razones de estas unificaciones y como tendrán su reflejo en la ciudad y su patrimonio.”

circu2-1

Dra. Rosa M. Moreno
Profesora del Área de Historia de la Ciencia, UGR. Historiadora de la Ciencia, especialista en medicina antigua. Ha colaborado en varios proyectos de investigación, entre ellos uno del Plan Nacional I+D, en el que ha desarrollado el estudio que se da en esta charla: “Salud, enfermedad y asistencia en el Reino de Granada. El pluralismo médico siglos XVI-XVIII”.

“Las medidas asistenciales de este periodo se caracterizan por el carácter voluntario de las instituciones, consideradas como fundaciones y la disparidad de criterios para el acogimiento. Son lugares de albergue o de reclusión para necesitados, independientemente de la causa y los modos de la necesidad, hasta el punto de que a mediados del siglo XVIII pasan de ser un lugar para socorrer a los pobres a un lugar para atajar la pobreza. A lo largo de estos siglos se cuentan en la ciudad unos once hospitales, de fundación real, privada o eclesiástica que tras la desamortización acaban por desaparecer. Relacionaremos las razones de los fundadores con las características asistenciales y las materializaciones que alcanzan en los dispositivos asistenciales y configuraciones arquitectónicas. Nos moveremos por la ciudad hasta mediados del siglo XIX. En algunos momentos, la independencia desaparecerá y trataremos de esbozar las razones”.

 

circu2-2

Tenemos que mirar al enfermo más que a la enfermedad

La Dra. Odile Fernández defiende el papel activo del paciente en su lucha contra el Cáncer. 300 participantes y más de 500 seguidores del streaming dialogaron sobre Medicina Integrativa en el primer Círculo Narrativo del proyecto Madrasa

Acceder al videoclip del coloquio AQUI
Cumplimentar la evaluación de este CIRCULO NARRATIVO

circulo1a

La primera actividad del PID Madrasa estuvo dedicada a debatir sobre la experiencia vivencial ante la enfermedad y contó con la presencia de la Dra. Odile Fernández, médica de familia y superviviente del cáncer. El acto se celebró en el Aula Magna de la antigua Facultad de Medicina de Granada, cuyo aforo se completó con casi 300 participantes, entre los que se encontraban ciudadanos (algunos de ellos pacientes con cáncer) profesores y alumnos de distintas facultades de la Universidad de Granada, especialmente de Enfermería, Medicina y Antropología.

La ponente se refirió en su intervención a la intensa experiencia que le tocó vivir cuando hace pocos años le fue diagnosticado un cáncer de ovario en fase IV, lo cual truncó todas sus expectativas vitales e interrumpió su carrera como “médica de familia vocacional”. Según la ponente, fue precisamente debido a su formación como médico y a su rebeldía ante el mal pronóstico de su enfermedad, lo que le impulsó a adoptar una actitud más proactiva ante la enfermedad: “me puse las pilas y me dediqué a buscar en todas las fuentes de conocimiento científico evidencias sobre terapias complementarias que me pudieran ayudar a potenciar el efecto de la quimioterapia y demás tratamientos que estaba recibiendo”.

Fue así como la Dra. Fernández descubrió las potencialidades de la medicina integrativa, que une lo mejor de la medicina oficial con todas aquellas terapias que han demostrado ser útiles desde un punto de vista científico. En su conferencia, la ponente aportó información muy precisa sobre los hospitales que a nivel internacional incorporan centros de medicina integrativa, así como de las prestigiosas universidades que introducen esta materia en sus aulas, como Stanford, Yale o Harvard. Igualmente informó sobre las diferentes terapias complementarias aceptadas y sus niveles de evidencia según estudios publicados, entre las que se encuentran la relajación y meditación, el yoga, la acupuntura y la acupresión, entre otros.

circulo1b

La cuestión en la que la Dra. Fernández puso mayor énfasis fue en las ventajas de adoptar una vida saludable y una alimentación sana, ponderando los beneficios de nuestra dieta mediterránea. Ante las preguntas de algunos de los asistentes, fue muy contundente en afirmar que no se trata de dietas milagro ni de que los alimentos deban sustituir a los fármacos convencionales. Por el contrario, y bajo la premisa de que “hay que mirar al enfermo más que a la enfermedad”, la ponente animó a los presentes a seguir las recomendaciones que organismos internacionales como el American Institut for Cancer Research o el Código Europeo contra el Cáncer, promueven para reducir los riesgos de la enfermedad, entre los cuales se encuentran una alimentación sana, el control del peso, el ejercicio físico, la reducción del consumo de alcohol, el dejar de fumar, o en el caso de las mamás, amamantar a sus bebés.

Que la cuestión del autocuidado y las terapias complementarias despiertan recelos y hostilidades en determinados sectores, se ha puesto de manifiesto en la agresiva campaña que contra este primer círculo narrativo han levantado determinados grupos radicales que se autoerigen en defensores de la verdadera ciencia, y que incluso presionaron a la Universidad para que se suspendiese. Lo cual muestra la dificultad que aún existe para entender el componente social, cultural, simbólico y médico de los procesos de salud/enfermedad y atención, a diferencia de lo que ocurre en otros países. Es en este contexto en el que se defiende la pertinencia de que la Universidad favorezca espacios de debate social e intelectual, tal como proponen el propio Ministerio de Sanidad, o el grupo CAMbrella y la acción COST-B4 de la Comunidad Europea.

respuesta-ideal

A juicio de los organizadores, el primer Círculo Narrativo del proyecto ha superado con creces las expectativas, completando el aforo del Aula Magna de la antigua Facultad Medicina, con más de 500 seguidores en su emisión por streamig (48 horas después se han registrado casi 4000 reproducciones en la web del proyecto). Los próximos círculos narrativos programados en el PID Madrasa abordarán temáticas de gran interés social: las diferentes unificaciones hospitalarias llevadas a cabo en Granada a lo largo de su historia, así como las relaciones entre género y salud y los usos y abusos de medicamentos y tecnologías médicas.

circulo1calia

circulo1d

Mi vivencia ante el cáncer: alimentación y estilo de vida

circulo1

Cumplimentar la evaluación de este CIRCULO NARRATIVO

Aquí os dejamos el enlace al vídeo del círculo narrativo. Os animamos a que dejéis vuestros comentarios al final de la entrada, pero recordad que estamos en un espacio académico que compartimos con la ciudadanía, por tanto nos gustaría centrar el debate en los objetivos para la que fue programada. La participación está abierta a todos. Pedimos especialmente a los alumnos que se identifiquen indicando el grado y curso al que pertenecen, al objeto de poder contabilizar la actividad del proyecto. Que lo disfrutéis.

En el primer Círculo Narrativo del proyecto abordamos una cuestión fundamental en los programas sanitarios de la medicina del siglo XXI: el autocuidado en la enfermedad y la medicina complementaria. Pese a este marco, plantear un análisis de la cuestión despierta recelos y hostilidades, lo que manifiesta la dificultad de entender el componente social, cultural, simbólico y médico de los procesos de salud/enfermedad/atención, y la paradoja de que las prácticas consuetudinarias o revisadas críticamente (Medicina integrativa) de autocuidado puedan ser etiquetadas como recursos inestimables empíricamente; esto imposibilita la comprensión de su significado y de su existencia en la sociedad actual, justo en las circunstancias, como decíamos, en que necesita mayor consideración y estudio. Las narrativas de salud y enfermedad tratan de incluir las diferentes perspectivas que configuran la medicina contemporánea, de otra manera se estaría afirmando la imposibilidad de conocer y valorar racionalmente este fenómeno.

Mi vivencia ante el cáncer: alimentación y estilo de vida

odilPor Odile Fernández, médica de familia y superviviente de cáncer, desarrolla actividades para promocionar estilos de vida que ayuden a pacientes oncológicos y a población sana para prevenir el cáncer.

Tras sobreponerme al shock inicial y enfrentarme cara a cara a la posibilidad de morir reaccioné y decidí buscar toda la información disponible sobre la relación entre la alimentación y el cáncer que pudiera ayudarme en mi proceso…

El tratar el cáncer de manera holística combinando quimioterapia con alimentación y afrontando la enfermedad de una forma positiva obraron el milagro. El problema del cáncer de ovario es el alto riesgo de recidiva, así que aquí sigo, nutriendo mi mente y mi cuerpo para que el cáncer y yo nos hayamos despedido para siempre. Me siento feliz, plena de salud y he vuelto a ser madre.

WCD2017Con este círculo narrativo nos gustaría fomentar un coloquio compartido entre  la comunidad universitaria y la ciudadanía en torno a la cuestión del autocuidado de base vivencial y el activismo ante la enfermedad. Un diálogo en consonancia con los lemas que este año se han destacado en el día mundial contra el cáncer: “Nosotros podemos, yo puedo. DECIR LO QUE PIENSO. Promover acciones, actuar. ELEGIR LO SANO”. Si no puedes venir, podrás seguirlo a través de streaming y dejar tus comentarios en esta entrada.

Sobre la Dra. Odile

“¡Llevé las investigaciones médicas a la cocina y funcionó!” Entrevista en La Vanguardia VER

Este es el blog de la Dra. Odile Fernández, donde encontrarás información sobre sus libros, sus propuestas culinarias, testimonios, etc.

anticancer

Deja tu comentario

Al final de la entrada puedes dejar tus comentarios sobre este círculo narrativo. Si has participado en el coloquio o lo has seguido de forma virtual, atrévete a dejarnos tu opinión, tus aportaciones son importantes. Hazlo de manera respetuosa y positiva, nuestros invitados darán respuesta a tus comentarios, sugerencias y preguntas si así lo estiman conveniente.

odile3

 

¿Qué es PID Madrasa?

Demadrasa1scifrando narrativas contemporáneas sobre la Salud y la Enfermedad

En la Edad Media, en Granada, los médicos se formaban en la Madrasa junto a teólogos y juristas, constituyendo así un espacio de producción de narrativas de un conocimiento desdibujado, impreciso pero también ilimitado, mantenido por el andamiaje de la dialógica del saber, donde la cultura y la sensibilidad social están presentes.

Con el PID Madrasa queremos explorar las narrativas contemporáneas sobre la salud y la enfermedad, adentrándonos en los espacios corales donde las voces y los discursos se encuentran, se encrespan o se complementan. Queremos recuperar unas narrativas muy vitalistas, que se entremezclan con otras ancladas en objetos y documentos que necesitan ser interpretadas a la luz del pensamiento contemporáneo: narrativas visuales, sonoras, digitales, que impregnan nuestro mundo cotidiano.

Y al intentar descifrarlas desde la mirada académica, queremos compartir con la ciudadanía las convergencias, las oposiciones y las contradicciones que sobre los sistemas de salud se producen en nuestra sociedad.

¿Qué es Madrasa?

Madrasa es un Proyecto de Innovación Docente (PID) Avanzado Coordinado, aprobado por la Universidad de Granada en la convocatoria de 2016, que pretende instaurar una pedagogía innovadora con enfoque multidisciplinar para reflexionar sobre la construcción de saberes desde la diversidad de formas de pensamiento y de las expresiones cotidianas en torno a la salud y la enfermedad. Y lo haremos estableciendo maridajes entre el lenguaje académico y los valores culturales y patrimoniales de una ciudad con una gran impronta en la historia de la Medicina y la asistencia sanitaria como es Granada. Incorporando metodologías docentes que estimulen la creatividad y la innovación, con el soporte de la web 2.0 y RRSS.

madrasa2

¿Qué actividades comprende?

Círculos narrativos. Encuentros mensuales en lugares emblemáticos de la ciudad, donde narradores expertos introducen temáticas relacionadas con la salud y la enfermedad que van a ser debatidas entre los asistentes a la luz de lo que representa el lugar. Además de miembros de la comunidad universitaria pueden asistir ciudadanos. Será emitido por streaming y posteriormente alojado en el blog Gomeres, donde se dará continuidad al coloquio hasta el siguiente círculo narrativo. Algunos temas propuestos:

Fronteras del saber experto: la diferencia sexual y los secretos del cuerpo. La historicidad de los saberes médicos. Experiencia y expresión de la enfermedad y la salud. Persistencia del curanderismo en las sociedades contemporáneas. Culturas digitales y salud. El milagro de vivir cada día: la gestión de las aflicciones desde cultos subalternos. La enfermedad colectiva, desde la perspectiva contemporánea. Cultura, salud y enfermedad: abordajes antropológicos. Narrativas sobre la salud y la enfermedad en los textos clásicos. Elementos mágico-religiosos en el pluralismo asistencial contemporáneo. Ética y salud. La comunicación en la relación profesional-paciente. Cultura y cuidados: abordajes desde la transculturalidad. Género y salud. La enfermedad en la literatura y el cine.

Elucidarios. Talleres de tipo metodológico dirigidos a la comunidad universitaria (profesores y alumnos) para abordar asuntos clave relacionados con la construcción y el análisis de las narrativas en el ámbito de la salud y la enfermedad. Los materiales generados quedarán alojados en el blog Gomeres para consulta de los participantes y otros interesados. Se realizará un elucidario por cuatrimestre con los siguientes temas:

Metodología etnográfica e historia oral en entornos asistenciales. Aspectos culturales en la relación clínica. Cultura material y asistencia. Introducción al análisis iconográfico en salud.

¿Quiénes pueden participar en Madrasa?

El PID Madrasa, en cuyo diseño y puesta en marcha participan profesores, alumnos y personal de administración y servicios, tiene una duración de dos años (2017-2018) y siguiendo los principios de la Investigación-Acción Participativa, movimiento en el que se inspira, no solo se abre a la comunidad universitaria, sino que también en los círculos narrativos pueden participar los ciudadanos que lo deseen.

De manera especial, está dirigido a fomentar el diálogo interdisciplinar y por ello se dirige con prioridad a los grados de Medicina (asignaturas Historia de la Medicina, Bioética y Bases de la Medicina Interna), Enfermería (asignaturas Evolución Histórica de los Cuidados-Teorías y Modelos, y Transculturalidad, Género y Salud) y Antropología Social y Cultural (asignatura Antropología de la Salud).

Los interesados en participar podrán inscribirse de manera gratuita en el formulario que habilitaremos con cada actividad.

¿Qué entidades avalan el proyecto y quiénes lo componen?

Departamento de Historia de la Ciencia y Anatomía Patológica.  Dra. Rosa M. Moreno Rodríguez, Dr. Mikel Astrain Gallart, Montserrat Alcaina Ortiz, Agata Ignaciuk
Departamento de Medicina.  Dra. Maldonado Martín
Departamento de Antropología Social. Dra. Nuria Romo Avilés, Dr. Rafael Briones Gómez
Facultad de Ciencias de la Salud. Dr. Manuel Amezcua Martínez (coordinador), Dr. Rafael Guisado Barrilao
Otros componentes: Inés del Alamo Fuentes (Biblioteca Universitaria del Hospital Real), Dra. Isabel María Guisado Requena, Johanna Maga Levy (Instituto Estudios de la Mujer), Pedro Jiménez García (Grado de Medicina), Carlos Martínez Quesada (Grado de Enfermería), Sonia Herrera Justicia (Programa de Doctorado en Historia y Artes)

San Juan de Dios, o la pasión por los enfermos

Cómo citar esta entrada

Molina Valverde, Sandra. San Juan de Dios, o la pasión por los enfermos. Gomeres: salud, historia, cultura y pensamiento [blog]. 18/12/2016. Disponible en http://index-f.com/gomeres/?p=1780

Pastor, soldado y librero

Juan Ciudad Duarte, que pasaría a la historia como San Juan de Dios, nació en 1495 en Montemor-O-Novo, una próspera villa del Alentejo, en Portugal. Siendo niño un clérigo lo llevó a la villa de Oropesa (Toledo), donde vivió una parte de su juventud dedicándose al servicio de un noble, como pastor de su ganado. A sus veintidós años se alistó como soldado en el asedio de Fuenterrabía. Siendo expulsado del campo de batalla regresó a la casa donde h46148138_22616016abía vivido en Oropesa y allí pasó cuatro años, hasta que volvió a la guerra, en esta ocasión a Viena en la lucha contra los turcos.

Tras esta batalla regresó a la península ibérica, donde estuvo peregrinando durante un tiempo. Su siguiente destino fue Ceuta, allí trabajó en la construcción de la muralla de la ciudad y se ocupó de ayudar a una familia de exiliados portugueses con el sueldo que ganaba. A continuación se fue a Gibraltar, donde desempeñó diversos trabajos, y con sus ahorros compró libros y estampas religiosas para dedicarse a la venta ambulante. Más tarde decidió trabajar como librero en Granada, estableciéndose en un pequeño local cercano a Puerta Elvira.

Loco o iluminado

Juan de Ávila era uno de los predicadores más relevantes en Andalucía, y el librero decidió un día asistir a su sermón en la Ermita de los Mártires. A partir de este acontecimiento, Juan Ciudad experimentó un gran cambio en su actitud: salió de la ermita gritando, pidiendo misericordia, y se dirigió a su librería para destruir aquellos libros que no eran sagrados. Desde entonces, era visto por las calles con comportamientos extravagantes, mostrando arrepentimiento por las malas acciones que había cometido en su vida pasada, presentaba un aspecto muy descuidado, lo que dio lugar a que lo tomaran por loco, y como tal, fue ingresado en el Hospital Real.

Aquí fue víctima del maltrato que recibían los enfermos mentales en aquella época, pues eran atados, azotados y encerrados en celdas, esto se justificaba como lo adecuado para hacerles volver en sí. Dicha experiencia hizo que se revelara reclamando a los enfermeros que ofrecieran un trato humano a los enfermos, pero resultó en vano. Tuvo que aceptarlo sin otra alternativa, hasta que mejoró y dejaron de atarle y encerrarle en la celda, lo que aprovechó para cuidar a otros enfermos de forma amable y considerada.

Sintiéndose recuperado, Juan Ciudad optó por salir del hospital y encontrarse con Juan de Ávila. Aconsejado por este se marchó al Real Monasterio de Santa María de Guadalupe (Cáceres) para aprender sobre el cuidado de los enfermos, ya que en este lugar existía una relevante Escuela de Medicina, y el cuidado se basaba en técnicas científicas. Además, aquí se llevaba a cabo un cuidado caritativo.

Los primeros hospitales

Tras regresar a Granada, se dedicó recoger leña y a venderla para repartir lo que recaudaba entre los pobres que encontraba. Comenzó a plantearse dónde podría alojar a los pobres sin hogar cuando conoció al Señor Venegas, uno de los descendientes de una familia real nazarí que se convirtieron al cristianismo, y consiguió que este diese cobijo a los pobres (en la Casa de los Venegas, hoy conocida como la Casa de los Tiros).
Más adelante, con la ayuda de gente de buena posición económica, instituyó un hospital en la calle Lucena. Aquí se ocupaba de las tareas necesarias para el mantenimiento del hospital y el cuidado de los enfermos y pobres, así como de procurarles los recursos necesarios; salía a caminar con una capacha de esparto a pedir limosna gritando su célebre frase: “Hermanos, haceos el bien a vosotros mismos”. Así conseguía comida y dinero tanto para los necesitados del hospital como para cualquier pobre. Su concepción del cuidado contemplaba la atención individualizada y meticulosa de los enfermos, se encargaba de conversar con ellos para conocer cómo se sentían, qué necesitaban y reconfortarles.

Otras de las labores de Juan Ciudad fue prestar ayuda a las prostitutas para que se alejasen de ese tipo de vida, y encargarse de conseguir limosna para el enterramiento de los pobres. También logró convencer a un malhechor llamado Antón Martín para que abandonara su vida como proxeneta y desistiera de la idea de vengar la muerte de su hermano, asesinado por Pedro de Velasco. Antón Martín perdonó a Pedro, y tal fue la transformación de estos que acabaron encargándose junto a Juan Ciudad del cuidado de los necesitados. Por todas sus obras caritativas, Juan era llamado popularmente Juan de Dios, hasta que llegó a recibir oficialmente este nombramiento por el Obispo de Tuy.

El hospital de Gomeres

La cantidad de personas acogidas en el hospital creció enormemente, de modo que el espacio disponible en él fue insuficiente, a lo que Juan de Dios respondió estableciendo un hospital más grande y con mejores prestaciones que ofrecer a los pobres y enfermos. Se situaba en la Cuesta Gomeres y disponía de mejores recursos y terapias novedosas: camas individuales para enfermos, sala de pacientes infecciosos, técnicas de diagnóstico, usos de ungüentos, etc.

Ante la gran cantidad de costes que suponía el mantenimiento del hospital y la ayuda que prestaba a los necesitados, Juan de Dios tenía grandes deudas; esto le condujo hasta Valladolid para pedir limosna al Príncipe Felipe II, quien lo recibió y donó una aportación económica. También durante su estancia en Castilla pudo recaudar limosnas de personalidades de la nobleza, con lo que pudo solventar algunas deudas y afrontar ciertas necesidades.

Una de sus hazañas más conocidas fue la que ocurrió durante el incendió que se produjo en el Hospital Real. Cuando Juan de Dios vio la humareda que salía del hospital, fue hasta allí y entró en el lugar de las llamas para sacar a los enfermos, salvando a muchos. Afortunadamente, consiguió salir ileso.

Reconocimiento a su labor

Juan de Dios era una persona que se daba a los demás sin condición. Prueba de ello fue el acontecimiento en el que se involucró cuando se encontraba junto al río Genil y vio a un joven que se estaba ahogando, entonces se lanzó al agua para salvarlo, lamentablemente sin éxito. En consecuencia, padeció una pulmonía que le dejó en muy mal estado, y por ello decidió dejar en orden todas las deudas que tenía pendientes haciéndolas constar en dos libros.

La esposa de García de Pisa, Ana Osorio, convenció a Juan de Dios para que se hospedara en su casa y estuviera mejor atendido. En su estancia recibió la visita del Arzobispo, quien se comprometió a que la labor de ayuda a los necesitados seguiría adelante y se haría cargo de sus deudas. Juan de Dios pidió a Antón Martín que se ocupara del hospital y de cuidar a los necesitados. Su estado de salud empeoró hasta que murió el 8 de marzo de 1550. Recibió un entierro multitudinario en la Iglesia de la Victoria de Granada; hoy en día, sus restos se encuentran en la Basílica de San Juan de Dios.

En 1572, los compañeros de Juan de Dios que se encargaron junto a él de prestar sus servicios a pobres y enfermos, lograron que el Papa Pío V aprobara la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, que continúo funcionando con la filosofía de este y se extendió por otros continentes.

En 1630 fue beatificado por el Papa Urbano VII, y en 1690 canonizado por el Papa Alejandro VIII. Más tarde recibió nombramiento a nivel mundial como patrón de los enfermos y los hospitales por el Papa León XIII en 1886, así como el nombramiento de patrón de las enfermeras y personal sanitario y asociaciones sanitarias (Papa Pío XI, 1930). También fue reconocido como copatrono de la ciudad de Granada.

Fuentes bibliográficas

  • Amezcua, Manuel. Juan de Dios el Santo, el Iluminado, el Enfermero. Bol Inf CP Granada, 1994; 35:28-29.
  • De Castro, Francisco. Historia de la Vida y santas obras de San Juan de Dios y de la Institución de su Orden y principios de su Hospital, Edición facsímil, Córdoba, 1995.
  • De Mina, M. Visitar la Granada de San Juan de Dios. 1994
  • Gómez Moreno, M. Primicias históricas de San Juan de Dios. Reeditada, Granada, 2010.
  • Eseverri Chaverri, Cecilio. Juan de Dios, el hombre. Un acercamiento a la dimensión antropológica del personaje. Index de Enfermería, 1995; IV(14): 19-22.
  • García Pedraza, A. Una relación ignorada: Juan de Dios y los moriscos. Index de Enfermería, 1995; IV(14):23-26.
  • Hernández Torres, JJ. Vida de San Juan de Dios. Granada: Clave Granada Editorial, 2003.
  • Martín Casares, A. Cuidar descarriadas sanando su alma. Juan de Dios y las prostitutas granadinas del siglo XVI. Index de Enfermería, 1995; IV(14):27-30.
  • Martínez Gil, José Luis. Sobre el nacimiento y procedencia de San Juan de Dios y su obra. Hispania sacra, estudios de edad moderna, 2006; 58(117): 69-100.
  • Ventosa Esquinaldo, Francisco. Juan Ciudad, reflejos de la personalidad humana de un reformador. Index de Enfermería, 1995; IV(14): 15-18.
  • Ventosa Esquinaldo, Francisco. Pensamiento de San Juan de Dios y la Orden Hospitalaria y su relación con la Enfermería: Conceptos y valores. Granada: Ediciones Alsur, 2012.

Esta entrada ha sido realizada por alumnado de 1º B de Enfermería de la Universidad de Granada en el marco de la asignatura “Evolución Histórica de los Cuidados. Teorías y Modelos”, curso 2016-17.

Círculos Narrativos

En esta página informaremos sobre las actividades que se realizarán dentro del PID Madrasa, en la modalidad de Círculos Narrativos.

VER Mi vivencia ante el cáncer: alimentación y estilo de vida, por Odile Fernández, Aula Magna de la antigua Facultad de Medicina, 23 de marzo de 2017, a las 18:30 h

Los Círculos Narrativos son encuentros mensuales en lugares emblemáticos de la ciudad, donde narradores expertos introducen temáticas relacionadas con la salud y la enfermedad que van a ser debatidas entre los asistentes a la luz de lo que representa el lugar. Además de miembros de la comunidad universitaria pueden asistir ciudadanos. Será emitido por streaming y posteriormente alojado en el blog Gomeres, donde se dará continuidad al coloquio hasta el siguiente círculo narrativo.

Estamos preparando los siguientes Círculos Narrativos, de los que informaremos oportunamente:

-Las unificaciones hospitalarias en Granada desde una perspectiva histórica, abril de 2017

-Narrativas sobre la igualdad de género y salud, mayo de 2017

abaic

Elucidarios

En esta página informaremos sobre las actividades que se realizarán dentro del PID Madrasa, en la modalidad de Elucidarios.

graffi
Los Elucidarios son Talleres de tipo metodológico dirigidos a la comunidad universitaria (profesores y alumnos) para abordar asuntos clave relacionados con la construcción y el análisis de las narrativas en el ámbito de la salud y la enfermedad. Los materiales generados quedarán alojados en el blog Gomeres para consulta de los participantes y otros interesados. Se realizará un elucidario por cuatrimestre.

Estamos preparando el siguiente Elucidario, del que informaremos oportunamente:

-Metodología etnográfica e historia oral en entornos asistenciales

Hipócrates de Cos

Cómo citar esta entrada

Hernández Mingorance, Laura. Hipócrates de Cos. Gomeres: salud, historia, cultura y pensamiento [blog]. 18/12/2016. Disponible en http://index-f.com/gomeres/?p=1676

Hipócrates es considerado junto a Galeno (130-200 d.C) como el padre de la medicina occidental. Se piensa, pero no se sabe con total seguridad, que nació en el 460 a.C. en la isla de Cos en Grecia. Era hijo de Heráclides, que también fue médico y del cual aprendió sobre medicina, así como de su abuelo, y de Praxítela, de la familia de los Asclepiades, quienes venían ejerciendo la medicina dieciocho generaciones antes. Tuvo dos hijos, Tésalo y Draco, que fueron alumnos suyos, y al menos una hija.

Comenzó sus estudios en el terreno de la medicina con 13 años en su ciudad natal, de la mano de su padre y su abuelo paterno. Continuó su formación en el Asclepeion de Cos. Además de medicina, estudió junto a Demócrito y Gorgias filosofía y otras materias. Fue discípulo del médico Heródico de Selimbria. Y un tiempo después decidió marcharse hacia Egipto para terminar su formación.

Hipócrates enseñó y practicó la medicina durante toda su vida, viajando al menos a Tesalia, Tracia y el mar de Mármara. No se sabe a ciencia cierta, pero se cree que murió en Larisa a la edad de 83 o 90 años.

Hipócrates en el campo de la Medicina

Este pionero de la medicina occidental, desarrolló un sistema basado en la observación y la experiencia para el estudio de las enfermedades, atribuyendo las causas de las mismas a fenómenos meramente naturales y no a intervenciones de los dioses como se creía hasta ese entonces. Además, consideró que el mantenimiento de la salud depende exclusivamente de la dieta y la higiene.

Fue el primero en recopilar de manera organizada los síntomas de los pacientes para elaborar diagnósticos a partir de ellos, práctica que le permitía predecir el curso de las enfermedades. Además, estableció relaciones entre los estados anímicos y ciertas patologías (Teoría de los humores), y sugirió que el contenido de los sueños podía revelar la verdadera naturaleza de los trastornos orgánicos.

En la Grecia Clásica existían dos escuelas principales donde se enseñaba la medicina, hablamos por un lado de la escuela de Cnido y por otro la de Cos. Cada una tenía un punto de vista diferente sobre como tratar las enfermedades. La escuela de Cnido daba más importancia al diagnóstico, mientras que la escuela de Cos (en la que estudió Hipócrates y que posteriormente pasaría a llamarse escuela Hipocrática) se centraba en el cuidado del paciente y el pronóstico. Esto precisamente hizo que la escuela de Cos fuera más exitosa a la hora de aplicar diagnósticos generales y tratamientos pasivos que la escuela de Cnido. Al estar prohibida la disección de cadáveres en esta época, para la escuela de Cnido era complicado determinar que provocaba enfermedades con síntomas poco conocidos. Así en la escuela de Cos se trataban enfermedades de manera más eficaz y permitió un gran desarrollo en la práctica clínica.

Podemos ver como la medicina actual en la que el médico busca un diagnóstico específico y un tratamiento especializado (como promovía la escuela de Cnido), se aleja de la forma en que se trabajaba en la escuela de Cos. Este cambio en el pensamiento médico desde el tiempo de Hipócrates ha provocado que éste recibiera duras críticas a lo largo de los últimos siglos.

Su obra

Corpus Hipocraticum; su mayor obra, recogida en 70 escritos breves en extensión y concisos, elaborados la mayoría por sus discípulos, donde se describen distintos descubrimientos sobre anatomía, la naturaleza del hombre, clínica y patología, epidemias, tratados terapéuticos, ginecología y tratados deontológicos.

Sus obras fueron traducidas al inglés, por primera vez de forma completa, por el médico escocés Francis Adams en 1849 como The Genuine Works of Hippocrates. En español está traducido todo el corpus en varios volúmenes:
– Volumen I: Juramento; Ley; Sobre la ciencia médica; Sobre la medicina antigua; Sobre el médico; Sobre la decencia; Aforismos; Preceptos; El pronóstico; Sobre la dieta en las enfermedades agudas; Sobre la enfermedad sagrada. 1990.
– Volumen II: Sobre los aires, aguas y lugares; Sobre los humores; Sobre los flatos; Predicciones I; Predicciones II; Prenociones de Cos. 1997.
– Volumen III: Sobre la dieta; Sobre las afecciones; Apéndice a “Sobre la dieta en las enfermedades agudas”; Sobre el uso de los líquidos; Sobre el alimento. 1997.
– Volumen IV: Tratados ginecológicos: Sobre las enfermedades de las mujeres; Sobre las mujeres estériles; Sobre las enfermedades de las vírgenes; Sobre la superfetación; Sobre la escisión del feto; Sobre la naturaleza de la mujer. 1988.
– Volumen V: Epidemias. 1989.
– Volumen VI: Enfermedades. 1990.
– Volumen VII: Tratados quirúrgicos. 1993.
– Volumen VIII: Naturaleza del hombre; Lugares en el hombre; Carnes; Corazón; Naturaleza de los huesos; Generación; Naturaleza del niño; Enfermedades IV; Parto de ocho meses; Parto de siete meses; Dentición; Visión; Glándulas; Anatomía; Semanas; Crisis; Días críticos; Remedios; Juramento II. 2003.

Contiene libros de texto, lecciones, investigaciones, notas y ensayos filosóficos sobre diversos temas médicos, que no siguen ningún orden concreto. Estas obras fueron escritas para todo tipo de públicos y con puntos de vista opuestos (a veces se observan contradicciones). Entre estos tratados destacan:

El juramento médico Hipocrático; establece una política ética profesional, en la que señala entre otras cosas, que el médico debe ser honesto, comprensivo y serio en su trabajo. A pesar de que el juramento no se utiliza en su forma original, es considerado la base de las leyes que definen las buenas prácticas y moralejas médicas en la actualidad. El juramento original ha sido sustituido por la Declaración de Ginebra, que la Asociación Médica Mundial formuló en 1948. El texto es el siguiente:

“EN EL MOMENTO DE SER ADMITIDO COMO MIEMBRO DE LA PROFESIÓN MÉDICA:
PROMETO SOLEMNEMENTE consagrar mi vida al servicio de la humanidad;
OTORGAR a mis maestros el respeto y la gratitud que merecen;
EJERCER mi profesión a conciencia y dignamente;
VELAR ante todo por la salud de mi paciente;
GUARDAR Y RESPETAR los secretos confiados a mí, incluso después del fallecimiento del paciente;
MANTENER, por todos los medios a mi alcance, el honor y las nobles tradiciones de la profesión médica;
CONSIDERAR como hermanos y hermanas a mis colegas;
NO PERMITIRÉ que consideraciones de edad, enfermedad o incapacidad, credo, origen étnico, sexo, nacionalidad, afiliación política, raza, orientación sexual, clase social o cualquier otro factor se interpongan entre mis deberes y mi paciente;
VELAR con el máximo respeto por la vida humana;
NO EMPLEAR mis conocimientos médicos para contravenir las leyes humanas, incluso bajo amenaza;
HAGO ESTAS PROMESAS solemne y libremente, bajo mi palabra de honor.”

Juramento hipocrático original:

“JURO POR APOLO médico y por Asclepio y por Higía y por Panacea y todos los dioses y diosas, poniéndoles por testigos, que cumpliré, según mi capacidad y mi criterio, este juramento y declaración escrita:
TRATARÉ al que me haya enseñado este arte como a mis progenitores, y compartiré mi vida con él, y le haré participe, si me lo pide, y de todo cuanto le fuere necesario, y consideraré a sus descendientes como a hermanos varones, y les enseñaré este arte, si desean aprenderlo, sin remuneración ni contrato.
Y HARÉ partícipes de los preceptos y de las lecciones orales y de todo otro medio de aprendizaje no solo a mis hijos, sino también a los de quien me haya enseñado y a los discípulos inscritos y ligados por juramento según la norma médica, pero a nadie más.
Y ME SERVIRÉ, según mi capacidad y mi criterio, del régimen que tienda al beneficio de los enfermos, pero me abstendré de cuanto lleve consigo perjuicio o afán de dañar.
Y NO DARÉ ninguna droga letal a nadie, aunque me la pidan, ni sugeriré un tal uso, y del mismo modo, tampoco a ninguna mujer daré pesario abortivo, sino que, a lo largo de mi vida, ejerceré mi arte pura y santamente.
Y NO CASTRARÉ ni siquiera (por tallar) a los calculosos, antes bien, dejaré esta actividad a los artesanos de ella.
Y CADA VEZ QUE entre en casa, no lo haré sino para bien de los enfermos, absteniéndome de mala acción o corrupción voluntaria, pero especialmente de trato erótico con cuerpos femeninos o masculinos libres o serviles.
Y SI EN MI PRÁCTICA médica, o aun fuera de ella viviese y oyere, con respeto a la vida de otros hombres algo que jamás deba ser revelado al exterior, me callaré considerando como secreto de todo lo de este tipo. Así pues, si observo este juramento sin quebrantarlo, séame dado gozar de mi vida y de mi arte y ser honrado para siempre entre los hombres; más, si lo quebranto y cometo perjuicio, sucédeme lo contrario.”

Aforismos; para Hipócrates los aforismos son una serie de proposiciones relativas a los síntomas y al diagnóstico de enfermedades. Es importante indicar que no es lo mismo hablar de aforismo, el cual resulta de la experiencia, que de axioma, que son verdades obvias y no requieren una comprobación. Aunque ambos son un tipo de paremia (enunciado breve, sentencioso e ingenioso que transmite un mensaje instructivo, incitando a la reflexión intelectual y moral). Los aforismos se han utilizado normalmente en aquellas disciplinas sin metodología de estudio o un método científico, tales como la agricultura, la medicina, la jurisprudencia y la política.

Estos aforismos completan el Juramento Hipocrático, y todo ello, constituirá la guía de la conducta médica. Han sido considerados durante mucho tiempo, y aún siguen siéndolo, “la Biblia de los médicos”, será el texto más utilizado en la docencia de las Universidades del siglo XII, Salerno, Palencia, Salamanca, Montpelier, Lérida, Paris, Padua, Bolonia…

Existe un gran número de aforismos Hipocráticos, por ello solo destacaré los que más me han llamado la atención:

“Vita brevis, ars longa, occasio praeceps, experimentum periculosum, iudicium difficile.” o “Ars longa vita brevis” (El arte (la ciencia) es duradero pero la vida es breve). Esta expresión se emplea para indicar que cualquier tarea importante requiere mucho esfuerzo y dedicación; pero la vida de quien la emprende es corta.
“A grandes males, grandes remedios.”
“El médico cura, sólo la naturaleza sana”
“En las enfermedades agudas, el frío de las extremidades es malo.”
“Después del sudor, entrar en frío no es bueno.”
“Es malo cuando la hemorragia sigue delirio o convulsión.”
“Los hombres obesos corren mayor riesgo de morir súbitamente (infarto) que los flacos.”
“Si el sueño o el desvelo son excesivos, mal agüero.”
“Criticar sin mejorar los trabajos de los demás es una grave prueba de ignorancia.”
“Trabajar con hambre no es bueno.”
“El miedo y la tristeza, cuando duran mucho, constituyen una afección.”

La aportación de Hipócrates a la medicina ha sido excepcional. Sin embargo, me parece aún más fascinante que muchas de las cosas que eran válidas en esa época, sigan siendo igualmente válidas en la actualidad, teniendo en cuenta los avances que se han hecho en medicina. Esto nos demuestra el trabajo tan bueno, que en su momento tanto Hipócrates como sus discípulos realizaron, y que asentaron las bases de la buena medicina con sus numerosas obras, que por suerte hoy podemos disfrutar.

Bibliografía

-Becerro de Bengoa Callau, Claudio. Medicina clásica griega e hipocrática. Revista La alcazaba, 18/02/12. Disponible en: http://www.laalcazaba.org/medicina-clasica-griega-e-hipocratica-por-claudio-becerro-de-bengoa-callau/ (acceso: 13/12/16).
-Equipo de buscobiografías.com. Hipócrates. Busca biografías, Diciembre de 1999. Disponible en: http://www.buscabiografias.com/biografia/verDetalle/7683/Hipocrates (acceso: 13/12/16).
-Hipócrates. Aforismos y sentencias. Disponible en: http://www.ellibrototal.com/ltotal/ficha.jsp?idLibro=6857 (acceso: 13/12/16).
-Hipócrates. Biografías.es. Disponible en: http://www.biografias.es/famosos/hipocrates.html (acceso: 13/12/16).
-Hipócrates. Wikipedia, 21/10/16. Disponible en: https://es.wikipedia.org/wiki/Hip%C3%B3crates (acceso: 13/12/16).
-Juramento hipocrático. Botanical online, Disponible en: http://www.botanical-online.com/juramentohipocratico.htm (acceso: 13/12/16).
-Montejo, Nuria. Aforismos de Hipócrates. Consultorio medicina natural, 11/02/12 Disponible en: http://consultoriomedicinanatural.blogspot.com.es/2012/02/aforismos-de-hipocrates.html (acceso: 13/12/16).
-Padilla, Javier. ¿De Cos o de Cnido?. Médico crítico, 10/06/08. Disponible en: http://medicocritico.blogspot.com.es/2008/06/de-cos-o-de-cnido.html (acceso: 13/12/16).
-Tratados hipocráticos. Wikipedia. Historia de la medicina, 09/11/14 Disponible en: https://es.wikipedia.org/wiki/Tratados_hipocr%C3%A1ticos (acceso: 13/12/16).
-Urso, Carmelo. Los aforismos de Hipócrates, padre de la medicina occidental. Carmelo Urso. En tiempo presente. Terapias alternativas (blog), 12/06/13. Disponible en: https://carmelourso.wordpress.com/2013/06/12/los-aforismos-de-hipocrates-padre-de-la-medicina-occidental/ (acceso: 13/12/16).
-Zoraya, Antonio. Aforismos y pronósticos de Hipócrates. Madrid: Biblioteca económica filosófica, 1904.


Esta entrada ha sido realizada por alumnado de 1º C de Enfermería de la Universidad de Granada en el marco de la asignatura “Evolución Histórica de los Cuidados. Teorías y Modelos”, curso 2016-17.