Tenemos que mirar al enfermo más que a la enfermedad

La Dra. Odile Fernández defiende el papel activo del paciente en su lucha contra el Cáncer. 300 participantes y más de 500 seguidores del streaming dialogaron sobre Medicina Integrativa en el primer Círculo Narrativo del proyecto Madrasa

Acceder al videoclip del coloquio AQUI
Cumplimentar la evaluación de este CIRCULO NARRATIVO

circulo1a

La primera actividad del PID Madrasa estuvo dedicada a debatir sobre la experiencia vivencial ante la enfermedad y contó con la presencia de la Dra. Odile Fernández, médica de familia y superviviente del cáncer. El acto se celebró en el Aula Magna de la antigua Facultad de Medicina de Granada, cuyo aforo se completó con casi 300 participantes, entre los que se encontraban ciudadanos (algunos de ellos pacientes con cáncer) profesores y alumnos de distintas facultades de la Universidad de Granada, especialmente de Enfermería, Medicina y Antropología.

La ponente se refirió en su intervención a la intensa experiencia que le tocó vivir cuando hace pocos años le fue diagnosticado un cáncer de ovario en fase IV, lo cual truncó todas sus expectativas vitales e interrumpió su carrera como “médica de familia vocacional”. Según la ponente, fue precisamente debido a su formación como médico y a su rebeldía ante el mal pronóstico de su enfermedad, lo que le impulsó a adoptar una actitud más proactiva ante la enfermedad: “me puse las pilas y me dediqué a buscar en todas las fuentes de conocimiento científico evidencias sobre terapias complementarias que me pudieran ayudar a potenciar el efecto de la quimioterapia y demás tratamientos que estaba recibiendo”.

Fue así como la Dra. Fernández descubrió las potencialidades de la medicina integrativa, que une lo mejor de la medicina oficial con todas aquellas terapias que han demostrado ser útiles desde un punto de vista científico. En su conferencia, la ponente aportó información muy precisa sobre los hospitales que a nivel internacional incorporan centros de medicina integrativa, así como de las prestigiosas universidades que introducen esta materia en sus aulas, como Stanford, Yale o Harvard. Igualmente informó sobre las diferentes terapias complementarias aceptadas y sus niveles de evidencia según estudios publicados, entre las que se encuentran la relajación y meditación, el yoga, la acupuntura y la acupresión, entre otros.

circulo1b

La cuestión en la que la Dra. Fernández puso mayor énfasis fue en las ventajas de adoptar una vida saludable y una alimentación sana, ponderando los beneficios de nuestra dieta mediterránea. Ante las preguntas de algunos de los asistentes, fue muy contundente en afirmar que no se trata de dietas milagro ni de que los alimentos deban sustituir a los fármacos convencionales. Por el contrario, y bajo la premisa de que “hay que mirar al enfermo más que a la enfermedad”, la ponente animó a los presentes a seguir las recomendaciones que organismos internacionales como el American Institut for Cancer Research o el Código Europeo contra el Cáncer, promueven para reducir los riesgos de la enfermedad, entre los cuales se encuentran una alimentación sana, el control del peso, el ejercicio físico, la reducción del consumo de alcohol, el dejar de fumar, o en el caso de las mamás, amamantar a sus bebés.

Que la cuestión del autocuidado y las terapias complementarias despiertan recelos y hostilidades en determinados sectores, se ha puesto de manifiesto en la agresiva campaña que contra este primer círculo narrativo han levantado determinados grupos radicales que se autoerigen en defensores de la verdadera ciencia, y que incluso presionaron a la Universidad para que se suspendiese. Lo cual muestra la dificultad que aún existe para entender el componente social, cultural, simbólico y médico de los procesos de salud/enfermedad y atención, a diferencia de lo que ocurre en otros países. Es en este contexto en el que se defiende la pertinencia de que la Universidad favorezca espacios de debate social e intelectual, tal como proponen el propio Ministerio de Sanidad, o el grupo CAMbrella y la acción COST-B4 de la Comunidad Europea.

respuesta-ideal

A juicio de los organizadores, el primer Círculo Narrativo del proyecto ha superado con creces las expectativas, completando el aforo del Aula Magna de la antigua Facultad Medicina, con más de 500 seguidores en su emisión por streamig (48 horas después se han registrado casi 4000 reproducciones en la web del proyecto). Los próximos círculos narrativos programados en el PID Madrasa abordarán temáticas de gran interés social: las diferentes unificaciones hospitalarias llevadas a cabo en Granada a lo largo de su historia, así como las relaciones entre género y salud y los usos y abusos de medicamentos y tecnologías médicas.

circulo1calia

circulo1d

2 comentarios en “Tenemos que mirar al enfermo más que a la enfermedad

  1. La charla fue muy interesante. Es necesario motivar al paciente y que intente cambiar su estilo de vida ya que es algo fundamental en la lucha contra el cáncer y otras enfermedades. Hubo debate durante la charla y se vieron distintos puntos de vista. Es cierto que tratar al enfermo y no la enfermedad y hacerlo de forma integral es algo que enseñan en las carreras de Ciencias de la Salud pero es algo que los médicos y en general todo el personal sanitario tienen que tener más en cuenta. Informar debidamente al paciente y motivarlo es algo imprescindinble, ya que sólo el (aunque sea con ayuda) será el que consiga un cambio a mejor y supere la enfermedad.

  2. Una de las cosas que primero quiero destacar es que desde el principio del circulo narrativo, la Dra. Odile Fernández hizo que estuviéramos atentos desde el primer momento y no perdiéramos el hilo. La fuerza, la firmeza y la seguridad con la que hablaba hacia que estuvieras toda la charla expectante. Lo que más me ha gustado es la facilidad con la que daba esperanza a la gente, como contaba su verdadera historia de superación y como todos aquellos que tuviesen una enfermedad como el cáncer podían al menos luchar. Además también me ha servido para ampliar mis conocimientos pues a pesar de que algunas cosas las sabia, no sabía hasta qué punto podían ayudar. Mi sensación al salir de la charla fue bastante buena y sin duda acudiría a más con esta temática.
    Lo único que no me gusto es que la falta de respeto de una de las oyentes hiciera que se tensara el ambiente y que pusiera una situación incómoda en algunos casos y por tanto hubiera menos preguntas pero aun así la rueda de preguntas también estuvo bastante bien y se notaba que estaba segura de todo lo que sabía y quería transmitir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *