10 pasos para elaborar una Infografía

Guías rápidas

Fondo de infografías de la Hemeroteca Cantárida

DESCARGAR INFOGRAFIA

Citar como

Herrera Justicia, Sonia. 10 pasos para elaborar una Infografía. Index Enfermería. 2019; 28(3): 138. Disponible en: http://ciberindex.com/c/ie/e32138

Versión original
10 pasos para elaborar una Infografía

Sonia Herrera Justicia
Coordinación Docente y Grupo de Estudios Documentales, Fundación Index, España
Correspondencia: soniesion7@gmail.com

Divulgar, incluso en la ciencia, lleva intrínseco el compromiso de posibilitar que cualquier persona adquiera y comprenda el conocimiento que antes no tenía a su alcance.  La máxima “una imagen vale más que mil palabras” hace renacer con fuerza la Infografía como forma de visualización de datos centrada en la combinación de elementos gráficos. 

Para realizar una Infografía efectiva hay que combinar dos elementos: información de calidad y dominio del arte visual. Esto conlleva tiempo y esfuerzo. ¿Merece la pena invertirlos para que los resultados de una investigación o las recomendaciones basadas en la evidencia puedan ser comprendidos por una población más generalista? Como está claro que sí, conozcamos algunos aspectos clave en la elaboración de una Infografía con suficiente fuerza visual como para que atrape en sus contenidos.

1. Selecciona la temática: concéntrate en asuntos que sean importantes, actuales u originales.
Intenta responder a la siguiente pregunta ¿qué mensaje en concreto deseo transmitir?

2. Contrasta y verifica las fuentes para que la información sea creíble y veraz.
Localiza bases de datos relacionadas con tu disciplina. Puedes consultar fondos documentales y repositorios institucionales, así como hacer uso de buscadores como Google Académico.

3. Elabora una narrativa clara y sencilla: convierte el problema principal en el encabezado y resume los puntos más importantes.
Ayúdate de un mapa conceptual para organizar ideas. Puedes hacerlo en Word o utilizar herramientas online como Lucidchart.

4. Realiza un bosquejo o un esquema de página (wireframe) que contenga el texto volcado en el mapa conceptual y las imágenes que te sugiera.
Una táctica sencilla es usar diseños de cuadrícula o plantillas predefinidas.

5. Asegúrate de que las imágenes e iconos que utilices se relacionen con el tema principal de la infografía.
Usa imágenes de licencia libre o elabora tus propios diseños.

6. Controla el color: evita fosforescentes o brillantes ya que pueden causar estrés visual.
Se recomienda utilizar una paleta de máximo tres colores. Existen  herramientas  online  que  pueden  orientarte  en  la selección de gama de colores (Adobe Color).

7. Deja márgenes en los bordes de la infografía y espacios entre los elementos principales.
Es importante saber manejar el espacio en blanco (espacio negativo). A más espacio menos abrumadora resultará la lectura.

8. Utiliza una sola tipología de letra para todo el documento, que sea sencilla, legible y con un tamaño adaptado al medio en el que se va a publicar.
El título y los encabezados se pueden destacar cambiando de color, aumentando el tamaño o resaltando en negrita.

9. Desglosa la información como máximo en 10 puntos principales bien diferenciados y si es necesario organízalos en diferentes secciones.
Excluye la información que no sea necesaria.

10. Guarda una copia de la infografía en versión modificable, es posible que tengas que ir actualizando datos.
Antes de compartir en redes sociales, muestra el resultado final a varias personas, si no entienden el contenido, replantea el diseño.