Trabajo y cáncer: las dobles víctimas del amianto

Publicada por PID Madrasa en Jueves, 24 de mayo de 2018

Inscríbete ahora (plazas limitadas al aforo) AQUI

Cumplimentar la evaluación de esta actividad AQUI

¿Quiénes pueden participar?

Profesores y estudiantes de cualquier titulación impartida en la Universidad de Granada, con preferencia de los grados de Medicina, Enfermería y Antropología. Profesionales de la salud y ciudadanos interesados en la temática de la conferencia.

Esta actividad será emitida por streaming para que pueda ser seguida por las personas interesadas que no logren plaza o que no puedan acudir presencialmente.

El amianto es un grave problema de salud pública, por lo que es necesario abordarlo desde distintos ángulos. El primero, mediante el adecuado reconocimiento de las víctimas como enfermos profesionales. Los afectados y sus familias viven un verdadero calvario procesal para ver reconocidos sus derechos o para logar indemnizaciones de las empresas responsables. La creación de un Fondo de Compensación para las víctimas podría paliar esta injusta situación (Alfredo Menéndez Navarro, 2018).

Nuestro ponente

Alfredo Menéndez Navarro

Catedrático de Historia de la Ciencia y director del Departamento de Anatomía Patológica e Historia de la Ciencia de la Universidad de Granada. Su principal línea de investigación es la historia de la salud ocupacional, ámbito en el que ha analizado la introducción de los recursos asistenciales en el medio laboral preindustrial, la profesionalización de la medicina del trabajo y el abordaje de diversas enfermedades profesionales. Entre otras dolencias ha estudiado el hidrargirismo, la anquilostomiasis o la silicosis. Entre 2010 y 2013 dirigió el proyecto «Los riesgos del amianto en España (1960-2002)» (MICINN, HAR2009-07543) que ha permitido conocer el tratamiento recibido en nuestro país por el principal cancerígeno laboral y analizar la carga de enfermedad y muerte que ha generado en nuestra sociedad. Entre 2012 y 2018 ha sido secretario científico del Scientific Committee on The History of Prevention of Occupational and Environmental Diseases de la International Commission on Occupational Health. Desde 2016 es miembro del Scientific Board of the European Association for the History of Medicine and Health.

Las víctimas dobles del amianto, de Alfredo Menéndez Navarro y Montserrat García Gómez VER

Amianto: así afecta a la salud el principal carcinógeno laboral, entrevista con Alfredo Menéndez Navarro en EFEsalud VER

 La temática

El amianto o asbesto es un mineral fibroso de propiedades ignífugas y resistente a la abrasión que ha sido empleado masivamente en procesos industriales y productos manufacturados desde comienzos del siglo XX. En nuestro país el uso principal fue en el sector del fibrocemento aunque también se empleó en la construcción naval y de ferrocarriles, la industria automovilística, el sector del aislamiento o la siderurgia. Su uso ha provocado graves problemas de salud en los trabajadores expuestos y en la población general siendo el principal cancerígeno laboral. La inhalación de sus fibras es causante de la asbestosis (una fibrosis pulmonar) y de procesos neoplásicos como el cáncer de pulmón, el mesotelioma pleural y peritoneal y el cáncer de laringe. Las últimas estimaciones señalan que más de mil personas fallecerán en nuestro país por un mesotelioma pleural entre 2016 y 2020 y que las defunciones por cánceres del amianto se prolongarán hasta el año 2040. Hay consenso científico en que el número de fallecidos por carcinomas broncopulmonares debidos al amianto duplica con creces la cifra de mesoteliomas. Podemos considerar que 700 personas fallecen anualmente en nuestro país por cánceres provocados por la exposición laboral al amianto.
Las víctimas del amianto en nuestro país lo son por partida doble. Además de perder su salud y fallecer por una causa evitable son víctimas de la falta de reconocimiento de nuestro sistema de seguridad social. Sólo el 6,4% de los hombres y el 4,4% de las mujeres que fallecieron entre 2007 y 2011 en nuestro país por mesotelioma pleural atribuible a exposición laboral al amianto han sido reconocidos como enfermos profesionales por la Seguridad Social. La tasa de infra-registro de los fallecidos por cáncer de bronquio y pulmón atribuibles a exposición laboral al amianto es aún mayor, el 98,8%. Además de explorar las implicaciones del infra-registro de estos cánceres la presentación se centrará en la experiencia de las víctimas y en sus demandas.

Una obra de referencia

El amianto (también conocido como asbesto o uralita) es un mineral cuyas propiedades lo hacen prácticamente indestructible, de ahí que su uso se extendiese a la construcción de viviendas, la fabricación de automóviles, trenes, buques, electrodomésticos… Cada año mueren en el mundo más de 150.000 personas por su exposición al mineral en el ámbito laboral, familiar y ambiental —en el caso de España son unas 1.500 personas, más que en accidentes de coche o laborales—. Aunque la Unión Europea lo prohibió hace más de diez años, sigue presente en cientos de productos. Y en el mundo más de 40 países siguen permitiendo el uso del amianto y se siguen extrayendo dos millones de toneladas al año, lo que previsiblemente provocará millones de muertes en las próximas décadas. Una auténtica masacre.

Un comentario en “Trabajo y cáncer: las dobles víctimas del amianto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*