Cómo tutorizar un Trabajo de Fin de Grado con metodología participativa

GUIAS DE TRABAJOS ACADEMICOS

Cómo citar este documento

Amezcua, Manuel. Cómo tutorizar un Trabajo de Fin de Grado con metodología participativa. Gomeres [blog], 25/02/2018. Disponible en http://index-f.com/gomeres/?p=2180

Nota: en este texto se utiliza el masculino como género no marcado, para referirse tanto al femenino como al masculino.

La tutorización de un Trabajo de Fin de Grado (TFG) supone una relación teóricamente desigual entre profesor-alumno. Se entiende que es el profesor quien ha de conducir al alumno en la adquisición de competencias para el trabajo intelectual, ayudándole a planificar y desarrollar un trabajo académico que luego va a ser evaluado por un tribunal. Se trata de la prueba de fuego que toda enfermera, por ejemplo, ha de superar para obtener su título oficial.

Sin embargo, durante el periodo de tutorización se establece una relación especial entre maestro-discípulo que produce un enriquecimiento mutuo. Naturalmente si se hace bien. Al transitar por esta experiencia intelectual mutua se intercambian ideas, se analizan diferentes puntos de vista sobre la materia de trabajo elegida, se genera conocimiento nuevo de forma cooperativa, que en ocasiones adoptan formas de transferencia, bien en forma de comunicación para un evento científico o incluso para su publicación en una revista o un repositorio.

Lo que comparto en esta entrada es un instrumento diseñado para favorecer el trabajo tutorial durante el TFG. Tiene la particularidad de que está pensado como una rúbrica de carácter analítico y compartido, de manera que no solo es el profesor el que evalúa los criterios objetivos que determinan la calidad del TFG, sino que también el alumno se autoevalúa aportando información que va a resultar imprescindible para progresar adecuadamente.

Metodología participativa

Desde hace años vengo enriqueciendo mi modelo pedagógico con experiencias de aprendizaje cooperativo. El material contenido en esta entrada es consecuencia del  proyecto Gomeres, una iniciativa que pusimos en marcha en el año 2014 con el objeto de fomentar el aprendizaje cooperativo de la historia, la cultura y el pensamiento en torno al cuidado de la salud. En sus inicios adoptó el formato de un Proyecto de Innovación Docente, lo que ha permitido evaluar su efectividad: cuando profesores y alumnos se ponen de acuerdo para cooperar en la construcción del conocimiento, las cosas van mucho mejor.

El modelo de tutorización de TFG que he adoptado parte de estos principios y asume la lógica de la Investigación Acción Participativa (IAP), de manera que profesor y alumno cooperan de forma creativa y comprometida para obtener un buen resultado de aprendizaje. Aunque en esta entrada se centra en la evaluación del proceso de tutorización, esta no sería realizable en el modelo que proponemos si previamente no se ha utilizado metodología participativa para decidir de común acuerdo la temática del trabajo y la modalidad del TFG

Rúbrica compartida

El Plan de Turorización del TFG que describiré parte de la idea de que el alumno debe conocer de antemano los hitos o momentos clave en el desarrollo del trabajo académico que va a abordar, de manera que pueda gestionar los tiempos con mayor efectividad. El carácter progresivo y de evaluación continua de este modelo de tutorización evita que el alumno calcule mal sus tiempos, dejando el grueso del trabajo para última hora, lo cual resta eficacia a la labor tutorial.

Ver  modelo de rúbrica del PLAN DE TUTORIZACION-TFG

Este modelo plantea planificar de forma consensuada entre profesor-alumno cuatro tutorías de carácter evaluativo, que tendrán lugar durante el periodo de tutorización con independencia de las sesiones de apoyo que puedan desarrollarse a demanda del alumno con carácter complementario. Previamente a cada una de ellas, el alumno enviará al profesor la parte del trabajo que va a ser evaluada, incluyendo en la rúbrica sus comentarios sobre el grado de dificultad que ha encontrado al elaborarla, las dudas que le han asaltado y otros aspectos relacionados con la autoevaluación. El tutor evaluará el material elaborado por el alumno en función de los indicadores contenidos en la rúbrica y le asignará un valor, que devolverá al mismo indicándole las mejoras que considere oportunas.

Estas evaluaciones parciales, que repercuten en la valoración final, ayuda al alumno a comprender mejor la calificación global que realiza el profesor sobre su trabajo, ya que tiene en cuenta no solo el resultado final, sino también el proceso de aprendizaje. Para favorecer la evaluación cualitativa, se ha evitado la utilización de escalas numéricas en las evaluaciones parciales, optándose por una escala de cuatro ítems (Excelente, Superado, Mejorable, Debe repetirse) que complementan la valoración narrativa del tutor.

Tutoría 1: Planteamiento del problema. Tiene en cuenta los siguientes criterios para conceptualizar el problema sobre el que se ha decidido trabajar:

Justificación: Expone la necesidad de llevar a cabo el trabajo, identificando el problema abordado y la razón de su elección. Se presentan, en caso necesario, datos epidemiológicos y estadísticos que facilitan una panorámica de la situación actual.
Antecedentes: Presenta un análisis crítico del conocimiento actual derivado de estudios previos, identifica las carencias y reconoce la labor de otras investigaciones mostrando continuidad.
Marco teórico: Realiza una exposición básica de los conceptos, teorías, modelos, etc., que están directamente relacionadas con el tema abordado.
Objetivos: Incluye general y específicos, redactados de forma clara, en infinitivo y afirmativo, factibles y pertinentes.
Estilo: Redacción clara, concisa y correcta. Citación y notación bibliográfica uniforme según estilo Vancouver o Harvard. Adecuación ortográfica y gramatical. Título no superior a 15 palabras.

Tutoría 2: Descripción metodológica. En este caso, los criterios serán evaluados en función del tipo de diseño metodológico que se haya elegido para el TFG:

Modalidad de Revisión. Explica la secuencia utilizada para identificar los documentos que componen la revisión, especificando los criterios de selección utilizados para limitar la búsqueda, el procedimiento de recuperación de la información y fuentes documentales utilizadas, así como los resultados de la búsqueda y selección de documentos, que aparecen ilustrados mediante un algoritmo de búsqueda.
Modalidad de Investigación primaria. Describe el tipo de diseño, incluyendo emplazamiento y sujetos, unidad de análisis, muestreo y procedimiento de selección en su caso, variables, técnicas de recogida de datos, procedimiento de análisis e implicaciones éticas.
Estilo: El diseño metodológico elegido es el indicado para cumplir los objetivos planteados, existiendo coherencia en todas sus partes.

Tutoría 3: Narración de hallazgos e interpretación. También en función de la modalidad de TFG elegida, el tutor tendrá en cuenta los siguientes criterios para valorar la adecuación de los resultados del trabajo y su significado:

Resultados: Presenta los datos de de forma narrativa, mencionando los hallazgos relevantes, incluyendo detalles suficientes para justificar las conclusiones. Hace llamadas a tablas, gráficos e ilustraciones, que están debidamente compuestos y son autoexplicativos.
Discusión: Muestra las relaciones entre los hechos observados, interpretándolos para el lector (señala lo más relevante, compara con otros estudios, señala consecuencias teóricas, reconoce limitaciones).
Conclusiones: Responde a la pregunta de investigación y señala las utilidades prácticas.
Estilo: Incluye un resumen estructurado no superior a 250 palabras que identifica el contenido básico del artículo. Añade 6-12 palabras clave o descriptores según lenguaje normalizado (MeSH o DeCS).

Tutoría 4: Documento final y defensa. En este caso, los indicadores están encaminados a evaluar la adecuación del producto final (memoria y póster), así como a valorar las habilidades de comunicación del alumno, a través de un ejercicio de simulación:

Memoria final. Se atiene al formato previsto en la guía docente: portada oficial, máximo 3500 palabras, sumario paginado, resumen, texto estructurado, bibliografía. Incluye al final los documentos obligatorios: Declaración ética, Declaración de originalidad, Consentimiento informado y Aprobación del Comité de Ética de Investigación, en su caso. La prueba de originalidad mediante programa de escaneado antiplagio no supera el 20 % de similitud.
Póster de presentación. Adopta el formato adecuado a la tipología de TFG elegida. Diseño en vertical no superior a 120 x 80 cm. Economiza el texto y utiliza letras legibles a 2 metros. Destaca visualmente las partes más importantes, resulta creativo. Gráficos, tablas e ilustraciones de buena calidad y relacionados con el contenido.
Estilo durante el ensayo. Presenta los contenidos de forma clara, organizada y atrayente. Se atiene al tiempo previsto, selecciona adecuadamente los contenidos principales y expone los conceptos esenciales. Maneja correctamente los contenidos visuales y emplea un lenguaje entendible, accesible y adecuado al tipo de acto.

Evaluación final

Tiene en cuenta el resultado final y todo el proceso de aprendizaje llevado a cabo por el alumno. Los criterios se ordenan en tres grandes dimensiones, valoradas con una escala cualitativa muy simple (Excelente, Bueno y Deficiente):

Habilidades para el trabajo intelectual. Ha gestionado la información con eficacia, se ha mostrado sensible con la ética y la calidad, ha desarrollado una planificación efectiva de su trabajo y ha gestionado adecuadamente el tiempo.
Actitud de aprendizaje y mejora continua. En su progresión, ha trabajado con autonomía, ha sido dialogante y negociador, mostrando capacidad crítica y autocrítica, asertivo, dispuesto a incorporar nuevas ideas, proactivo hacia el cambio.
Rigor científico y metodológico. La Memoria está estructurada de forma lógica, con una indización ordenada, presentación de datos numéricos en tablas y gráficos adecuados, lenguaje claro y comprensible, estilo riguroso científico-técnico y referencia correcta de fuentes y anexos.

Una vez asignada la calificación final, se justificará cualitativamente mediante el informe razonado. Finalmente, ambas serán incorporadas al “informe del tutor”, adaptando su valor al otorgado por la Guía Docente a este instrumento.

Materiales de apoyo

Guía Docente de la asignatura Trabajo de Fin de Grado, Enfermería. Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Granada. Curso actual. Ver

Cómo identificar una idea atractiva, original y relevante para el TFG

Tengo que realizar un TFM ¿por dónde comienzo?

Cómo elaborar un póster para la defensa del TFG


Esta obra está bajo licencia Creative Commons

licencia

Reconocimiento – NoComercial – SinObraDerivada (by-nc-nd)

Esta entrada fue elaborada como apoyo a la tutorización de TFG según el programa de Enfermería de la Universidad de Granada. Si te es útil eres libre de utilizarla, pero reconoce siempre la fuente. Nos gustaría conocer tu opinión, puedes expresarla en la sección de comentarios de esta entrada.

2 comentarios en “Cómo tutorizar un Trabajo de Fin de Grado con metodología participativa

  1. Estimado Doctor felicitando por su trabajo, el mismo que sería de importancia si llevará las referencias bibliográficas en las presentaciones.

    1. Gracias por sus apreciaciones. En realidad se trata de una propuesta muy preliminar, que estoy pilotando en este momento, y que se basa exclusivamente en mi experiencia personal. Más adelante, una vez evaluada, realizaré una publicación definitiva en un formato convencional, con sus respectivas referencias. Si le interesa el tema, le recomiendo busque otras experiencias en CUIDEN y otras bases de datos. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *